Drones de Vigilancia Policial: Seguridad desde el Aire

drones-vigilancia-policial

La lucha contra el crimen requiere del empleo de estrategias y herramientas extremadamente sofisticadas y actualizadas. En este contexto, los drones de vigilancia policial son tecnologías poderosas que ayudan a reducir la delincuencia con mayor eficacia.

En España, estas aeronaves no tripuladas vienen transformando la operatividad de los cuerpos de seguridad pública desde hace algún tiempo. Muchos de sus organismos policiales cuentan con unidades administrativas especializadas en su uso.

En el mundo, el número de dichas unidades administrativas ha crecido en un 515%. La razón principal es que los drones son hoy aliados tremendamente útiles para el funcionario policial, pues ofrecen ventajas tácticas sin precedentes en el ejercicio de su labor

En este artículo, te invitamos a explorar el apasionante mundo de los drones de vigilancia policial. ¿Estás listo para despegar hacia un futuro más seguro?

 

¿Qué son y cómo funcionan los drones de vigilancia policial?

Los drones de vigilancia policial son aeronaves no tripuladas utilizadas para apoyar las funciones de seguridad pública. Están equipados con cámaras de alta definición y sensores que les permiten captar imágenes y videos en tiempo real.

Dicho material audiovisual es empleado por los agentes policiales, con el objetivo de tomar decisiones inmediatas que prevengan la acción delictiva en su área operativa. Son útiles para cualquier función de vigilancia, especialmente en áreas de difícil acceso.

Algunos drones incluyen potentes altavoces, que facilitan la comunicación con personas o funcionarios. También, reflectores, cámaras térmicas y zoom digital de gran alcance para reconocimiento facial o la observación de cualquier situación a grandes distancias. 

En su mayoría, los drones de vigilancia policial se controlan de forma remota, aunque existen algunos autónomos. Emplean baterías que aseguran su funcionamiento por un tiempo estipulado, para la vigilancia y rastreo de actividad sospechosa tanto de día como de noche. 

 

Aplicaciones en seguridad de los drones de vigilancia policial

Vigilancia aérea:

Pueden utilizarse para realizar patrullaje sobre áreas extensas, como parques, playas, fronteras, barrios, suburbios o grandes concentraciones. También, son idóneos para observar el comportamiento del tráfico y el estado de infraestructuras críticas como puentes, torres de comunicaciones, oleoductos o gasoductos, entre otros.

Captura de criminales o sospechosos:

Los drones ofrecen una panorámica única y facilidad de desplazamiento, que en ocasiones los agentes no pueden lograr incluso con vehículos de alta potencia. Desde las alturas y a determinadas velocidades, es posible detectar la presencia de sospechosos o criminales y seguirles hasta lograr su detención. 

Búsqueda y rescate:

A través de los drones, los agentes pueden llegar a inspeccionar zonas de difícil acceso e incluso trasladar pequeños objetos. Es por esto que ayudan a salvar la vida de personas extraviadas, víctimas de accidentes o emergencias de toda clase.

Evaluación de daños:

También, son útiles para examinar zonas en las cuales han ocurrido catástrofes o accidentes. De esta manera, las autoridades pueden dimensionar el impacto y tomar decisiones oportunas para garantizar el máximo bienestar posible a la ciudadanía.

Investigación de crímenes: 

A través de los drones es posible explorar lugares en los cuales se han cometido crímenes, para recopilar pruebas. Además de captar fotos o videos de alta resolución, pueden detectar rastros de sangre o fluidos con sus cámaras infrarrojas.

 

Consideraciones legales y regulaciones

En España, existe un decreto por el que se regula la utilización civil de las aeronaves pilotadas por control remoto. En esta norma, existen algunas referencias técnicas sobre el uso de drones por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

También, existe una normativa europea de UAS/drones, pero que excluye a las actividades denominadas no EASA como la lucha contra incendios, búsqueda y salvamento, policía y aduanas, entre otros.

Por lo tanto, en temas legislativos para la operación de drones en la función pública, nuestro país todavía tiene mucho por hacer. Sin embargo, sí existen algunas normas que regulan el uso de cámaras en vías o lugares públicos.

Por ejemplo, la Ley Orgánica 4/1997, de 4 de agosto en su artículo 5 especifica que es posible la utilización de cámaras móviles para asegurar la convivencia ciudadana. Pero, esto requiere de autorización por parte de una Comisión presidida por un Magistrado.

Dicha Comisión debe emitir una resolución motivada, en un lapso de 72 horas, que autorice el uso de tales cámaras. Solo en casos excepcionales, los funcionarios podrán hacer las tomas respectivas emitiendo un informe al máximo responsable provincial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y a la Comisión.

A pesar de sus múltiples ventajas, el uso de estos drones es motivo de preocupación para la sociedad. Y es que gracias a sus potentes capacidades, la vigilancia policial aérea puede derivar en serias faltas a la privacidad de las personas.

 

Tendencias y avances en los drones de vigilancia policial

Los drones de vigilancia policial están evolucionando rápidamente, con nuevas tecnologías que se desarrollan constantemente. Algunas de las tendencias y avances más importantes en esta área incluyen:

Mayor autonomía

Los drones están demostrando cada vez más cualidades que les permiten incrementar sus niveles de autonomía. Tanto la ampliación del tiempo de uso como las distancias que recorren, hacen posible que estos vehículos potencien sus capacidades y optimicen su rendimiento.

Mejor capacidad de observación

Las cámaras y sensores que emplean estos equipos se hacen más sofisticados, lo que les permite mejorar su visibilidad incluso en espacios de iluminación limitada. Esto hace más eficaz la tripulación de dichas aeronaves en zonas nubladas, con humo o en horas nocturnas.

Inteligencia Artificial

La manipulación humana de los drones está siendo cada vez más relegada por la IA. Estas presentan inmejorables capacidades para realizar persecuciones de un objeto o sujeto, evadiendo toda clase de obstáculos de forma automática y eficiente.

En general, los drones de vigilancia policial son una herramienta poderosa que puede ser utilizada para mejorar la seguridad pública. Los avances en esta tecnología continuarán en el futuro, lo que permitirá a la policía utilizarlos en tareas aún más complejas y desafiantes.


Picture of Ana Pérez
Ana Pérez
Trae al presente el trabajo policial del futuro. El trabajo policial móvil, capaz de interrelacionar y de integrarse con otros sistemas públicos.
Categorías
Suscríbete a la Newsletter
Síguenos en Redes Sociales

Artículos relacionados

Comenzar
¿Quieres saber cómo podría cambiar el trabajo diario de tu comisaría?
Te ofrecemos la posibilidad de descubrir cómo ahorrar recursos y tiempo y empezar a trabajar de forma integrada y ágil a través de un software único y personalizado.